“EL FRACASO DE LAS IDEOLOGÍAS POLÍTICAS” por Ignacio Giménez

Ignacio Giménez. Conductor de "Ronda Informativa"

En el siglo 19 surgieron las grandes ideologías filosófico-políticas: el Liberalismo y el Socialismo. Más adelante, estas doctrinas fueron bifurcándose en diversas corrientes de pensamiento. Así surgieron aquellas “escuelas” que se aferraban a los dogmas originales de las enseñanzas. Otras, sin embargo eligieron diferentes caminos. Estas doctrinas e ideologías fueron adquiriendo forma y consistencia y llegaron a materializarse con el ejercicio del poder en Europa y en Estados Unidos. La doctrina liberal fue la primera en tener vigencia en los gobiernos. Finalmente, los excesos de esta corriente terminaron por generar reacciones que posibilitaron la aparición del Socialismo. A partir de allí – y a pesar de la “Revolución Francesa”-, no obstante, al liberalismo se lo tildo de conservador, ubicándoselo en el ala derecha, mientras que, al socialismo se lo consideró progresista situándola en la izquierda. Estas grandes doctrinas albergaron en su seno a regímenes que buscaron fortalecer la democracia, pero también a grandes dictaduras. Algunas de ellas tuvieron que someterse a serios revisionismos, debido principalmente al aspecto del crecimiento económico que tuvo estrepitosos fracasos, como el de la gran depresión de los años `30. La historia contemporánea ha pretendido reivindicar aquellos grandes pensamientos, por medio de personajes mediáticos, autodefinidos como “mesiánicos”, quienes dicen haber fundado el “Socialismo del Siglo 21”, que por cierto se trata solamente de una enorme falacia utilizada para llegar al poder contando con la simpatía mayoritaria que cifraba esperanzas en estos líderes, quienes reivindican costumbres casi monárquicas, a través del culto a la personalidad del “único líder”. Sus incursiones fueron rápidas y crecientes en países de Latinoamérica, pero también sus fracasos están a la vista con dictaduras como Venezuela, las tendencias autoritarias de Correa, en Ecuador, o los sonados actuales procesos a ex gobernantes en Argentina y en el Brasil por cargos de corrupción. Además, estas tendencias pseudo socialistas y democráticas han introducido algunos elementos que ellos consideran avanzados, pero que no son otra cosa que “nuevas” costumbres que apuntan directamente a la destrucción de la familia, núcleo básico y fundamental de la sociedad. Por ahora, parece ser que las ideologías de los grandes teóricos de la humanidad, se han convertido en herramientas que sólo sirven de pretextos para quienes se quieren aprovechar del pueblo con sus oscuras e inconfesables intenciones.

Atentamente,
Ignacio Giménez

comentarios

También te podría gustar...