“DEMONIOS Y OTRAS HISTORIAS” por Jorge Sosa Troche

Con la decisión de la Iglesia Católica paraguaya de crear una comisión dedicada a atender a fieles que pudieran estar poseídos, se da un avance muy importante y se pone al tapete de nuevo una discusión de larga data: ¿existen los demonios. Están entre nosotros, o sólo es cuestión de creer o no creer?. Con este paso, la gente que se halla desesperada por no entender lo que le sucede, podrá ya sentirse contenida, o por lo menos con esperanzas de ser comprendida. La maldad es tan antigua como la humanidad, y conforme transcurre el tiempo, encuentra nuevas formas de dominar a las personas. Quizás a partir de ahora, mucha gente incrédula pueda entender que cuando no salen las cosas, a pesar de haberse comprobado que no se trata de falta de capacidad, ni de ganas de trabajar, es porque hay algo más: un problema que va más allá de una cuestión patológica (fisiológica o psíquica) y que requiere necesariamente una atención en el ámbito espiritual. Debemos permanecer despiertos y atentos a lo que ocurre a nuestro alrededor y no pensar que algunas ideas que nos tiran en series o películas, son solamente antojos creados por Hollywood. Invocamos a Dios, por medio de Jesús, y creemos que Él nos escucha, qué tiene de raro que si se invoca al del otro lado, también se pueda recibir alguna respuesta. Es más, se dice que esa respuesta -del mal-, es más rápida, por aquello de que el “maligno” habita en mundos más cercanos, o tal vez se encuentra incluso entre nosotros. Aceptemos estas y otras realidades, partiendo de la idea de la existencia de un universo, en el cual, por la lógica, no podríamos ser nosotros –los de la Tierra- los únicos pobladores de él. Dios nos ilumine y nos proteja a todos.

Jorge Sosa Troche
Periodista

comentarios

También te podría gustar...