Don Pablo Sanabria se dedica al gran negocio de los sombreros

Don Pablo Sanabria es vendedor ambulante y nos comenta que hace más de 30 años se dedica a este rubro, la temporada alta le viene como “anillo al dedo” según dijo él, ya que mediante el intenso calor a diario vende cerca de 5 docenes de su mercadería.

“La gente compra para apantallarse y aplacar un poco el calor”,  indicó Don Pablo, de 65 años de edad, especialmente ofrece su mercadería en la terminal de ómnibus de la ciudad de Encarnación, donde los pasajeros adquieren el tradicional sombrero pirí y el conocido y usual abanico.

La mercadería es procedente de la ciudad de limpio, donde muchas familias se dedican a la elaboración del tradicional tramado de las fibras de hojas del karanda’y para fabricar los folclóricos sombrero piri y el aventador manual.

Foto: Puhoe.

comentarios

También te podría gustar...